jueves, 6 de septiembre de 2012

Patatas Bravas

A lo largo de mis años en una taberna cordobesa, lo que puedo decir es que me he hecho un autentico gourmet de este plato, allá donde voy lo pido y allá donde lo pido suelo quedar decepcionado por que no suelen trabajar mucho este plato o directamente no lo saben hacer, por ejemplo hay quien te pone patatas fritas en gajos o tacos y les ponen la salsa que venden en cualquier supermercado por encima diciendo que son patatas bravas, otros simplemente les echan ketchup con tabasco o incluso salsa barbacoa, o tabasco directamente, esto hace que este grandioso plato se convierta en poco menos que algo bastante mediocre.

Pero hoy os voy a contar el secreto de las patatas bravas, como la primera entrada del blog para esta temporada que inauguramos hoy.

Ingredientes:
Patatas
Mayonesa de leche (lactonesa, que si no luego los puristas se enfadan)
Salsa picante, prefiero utilizar Piri Piri, aunque vale cualquier marca de tabasco o salsa de cayena.

Como se hace:

  • La elaboración de este plato es muy sencilla, primeramente se introducen las patatas sin pelar en una olla, la cual se rellena de agua y se ponen las patatas a cocer, una vez que el agua comience a hervir tenemos que controlar la dureza de la patata, para ello cogemos un cuchillo y se lo clavamos cada unos minutos a una patata, si el cuchillo puede entrar y salir de la patata sin que esta este demasiado dura es el momento de retirarlas. Ojo, si la patata se ablanda demasiado luego no tiene el mismo tacto al paladar...
  • La olla se vuelca sobre un fregadero para que se vaya el agua y se dejan enfriar. Cuidado con las manos ya que os podéis quemar, y si tienes gafas recomiendo que te las quites o se te empañaran y no veras nada.
  • Una vez las patatas se han enfriado procedemos a pelarlas, os daréis cuenta de que la piel sale limpiamente y de forma muy sencilla. Mientras procedemos a quitarle las piel una vez este limpia se puede cortar en tacos, yo suelo hacerle un corte en cruz a todo lo largo y luego cortes transversales.
  • Cuando se tienen algunas patas preparadas se les echa sal, preferiblemente "gorda" para que luego no estén sosas.
  • Una vez tenemos todas las patatas peladas, cortadas y saladas, las freímos hasta que estén doradas.
  • Las ponemos en una bandeja y sobre ellas echamos la mayonesa, la cual sería interesante que estuviese un poco fuerte para potenciar el sabor del pique.
  • Una vez el plato esta en "blanco" con las patatas y la mayonesa se le pone por encima la salsa picante, dándole un aspecto muy interesante y creedme muy sabroso y no tiene nada que ver con lo que ponen en muchos bares.

Bonna Petit!!!

Curiosidad: este es uno de mis platos estrella y allí por donde voy y cocino me hacen hacerlo, incluso he cambiado reparaciones del coche por hacer una comilona basada en este plato que como veis no tiene ningún misterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada